López Obrador promete litio en Sonora “para todos los mexicanos”

López Obrador promete litio en Sonora “para todos los mexicanos”

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, y Alfonso Durazo, gobernador de Sonora, en Sonora, en febrero de 2023.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, y Alfonso Durazo, gobernador de Sonora, en Sonora, en febrero de 2023.GOBIERNO DE MÉXICO

De paso por Sonora, Andrés Manuel López Obrador ha prometido a los de ese Estado que el Gobierno “tiene la decisión de que el litio sea propiedad de la nación, de todos los mexicanos”. Sonora cuenta con una reserva del codiciado mineral que el presidente ha propuesto nacionalizar, en un gesto que pretende emular otros históricos, como el que tuvo el general Cárdenas con el petróleo. Sin embargo, un decreto publicado en el Diario Oficial de la Nación mantiene una ambigüedad al respecto, pues no descarta del todo una posible participación privada en la explotación del litio, aunque haya quedado en manos de la estatal LitioMX. . Lo que hay que determinar, y aún no se ha hecho, es hasta dónde podría llegar esa participación.

En Sonora, López Obrador se ha referido a uno de los temas más importantes en el comercio con sus socios del norte, Estados Unidos y Canadá, la fabricación de vehículos eléctricos, para lo cual se necesitan baterías, por tanto de litio. “Desarrollaremos la exploración y producción de este mineral estratégico para los autos eléctricos, como es el propósito de los pueblos y gobiernos de América del Norte. Van a reconvertir toda la planta automotriz, por eso el litio es fundamental, y eso es aquí, en Sonora”, dijo. Las reservas mexicanas, siendo importantes, no alcanzan la magnitud de las de Bolivia o Argentina. Pero su producción tendría que aumentar un 500% de aquí a 2050 si se quiere cubrir adecuadamente la demanda de coches eléctricos, según datos del Banco Mundial. En México, la cantidad de “oro blanco” se estima en 1,7 millones de toneladas, frente a los 21 millones de Bolivia. A pesar de ello, es el décimo país del mundo en reservas.

El yacimiento descubierto en 2019 despertó el interés de México por adquirir esta fuente de energía, una de las más codiciadas del mundo en la actualidad. Pronto comenzaron los enfrentamientos con alguna empresa china, que ya tenía concesiones para la explotación. A raíz de todo esto, el Gobierno consideró la nacionalización del litio, y suspendió nuevas concesiones, a pesar de que expertos advirtieron que el país aún no contaba con la capacidad tecnológica para exploración o producción. En abril del año pasado, el Congreso aprobó la reforma minera, que faculta al Estado como el único que puede explorar, explotar y producir litio, y ha designado al gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, como titular de la paraestatal, que estará dirigido por Pablo Taddei. Pero el decreto de agosto pasado tiene letra pequeña: LitioMx, dice el texto, “podrá asociarse con otras instituciones públicas y privadas”. No menciona la palabra empresas u organizaciones, dejándola en una expresión ambigua que hace pensar a los interesados ​​en el sector que hay una puerta abierta a la participación privada. Hasta qué punto o qué instituciones aún no se sabe.

Las declaraciones no han salido del campo de la ambigüedad ya que aquellos días el presidente hablaba de un modelo de inversión “público-privado”. “No sería suficiente para nosotros [la explotación] Era solo público, se requiere mucha inversión”, reconoció.

Hoy en Sonora, acompañado de Durazo, el mandatario se refirió a la reunión sostenida el viernes con las autoridades de Arizona y mencionó al presidente estadounidense, Joe Biden: “Ha tomado la decisión correcta de que Norteamérica no dependa de los semiconductores que se necesitan para el desarrollo industrial, que aún depende de Asia, ahora se busca que se puedan hacer aquí, en Norteamérica, y se ha seleccionado a Arizona para producir esos chips”, dijo López Obrador.

El mandatario ha destacado toda esta industria de vehículos eléctricos y explotación de litio, como un proyecto que “permitirá inversión, empleo y bienestar” para los sonorenses. La visita también tuvo como objetivo inaugurar una carretera que unirá comunidades que habían estado mal comunicadas durante mucho tiempo. Durazo dijo que desde 1933 los habitantes de Aguaprieta venían solicitando este trazado, que nunca fue otorgado hasta ahora, con una inversión de mil 571 millones de pesos. “Es una ocasión histórica que responde a una demanda histórica”, dijo el gobernador de Sonora.

Pero quien esperaba más concreciones sobre la explotación del litio, tiene que conformarse con una promesa que no aclara cómo se llevará a cabo, sino que abunda en una consigna política aún no resuelta, que el litio “será para todos los mexicanos”. “.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país