Reforma electoral: El Senado se prepara para aprobar el “plan B” electoral de López Obrador sin la “cláusula de vida eterna”

Reforma electoral: El Senado se prepara para aprobar el “plan B” electoral de López Obrador sin la “cláusula de vida eterna”

Integrantes de la Junta de Coordinación Política discuten el “plan B” de la reforma electoral, en el Senado, el 10 de febrero.Galo Cañas Rodríguez (Cuarto oscuro)

El “plan B” de la reforma electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador está cerca de concretarse en su totalidad. Una primera parte del paquete de reformas, que incluía modificaciones legales en materia de propaganda gubernamental, ya fue promulgada por López Obrador. El resto de la reforma había entrado en un punto muerto debido a una disputa entre el Legislativo y el Ejecutivo por un artículo que permitía el traspaso de votos entre los partidos que forman una coalición, conocido en la jerga política mexicana como clausula de vida eterna, porque es un recurso que prácticamente evita la desaparición de partidos con poca fuerza electoral. Las comisiones del Senado de la República han elaborado un proyecto en el que proponen aprobar y remitir al Ejecutivo para su promulgación todas las leyes en las que haya consenso y excluir o soporte el artículo de la vida eterna para posteriores debates legislativos, según el borrador al que ha tenido acceso este periódico.

Una vez aprobado y promulgado todo el “Plan B”, entrarán en vigor modificaciones legales que impactarán en la estructura del Instituto Nacional Electoral (INE), cuando ya estén en marcha las elecciones para renovar las gubernaturas del Estado de México y Coahuila. y nueve meses después del inicio del proceso electoral para elegir un nuevo presidente de la República y renovar las dos Cámaras del Congreso federal. El INE ha advertido que las reformas legales contenidas en el “Plan B” de López Obrador limitan seriamente sus facultades para organizar las elecciones y abren la puerta a que los resultados de las elecciones sean muy cuestionados. El presidente López Obrador, impulsor de las reformas, ha defendido que su propósito es generar ahorro de recursos para el pueblo. Críticos del presidente y políticos de la oposición señalan que se trata de una maniobra para desmantelar el sistema electoral y manipular los resultados de las elecciones. En tanto, las modificaciones que ya entraron en vigencia han sido impugnadas ante la Corte Suprema de Justicia. Se espera que suceda lo mismo con los cambios restantes del “plan B” ahora respaldados por el Senado.

El clausula de vida eterna se incluyó en una reforma al artículo 12 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales —que regula las candidaturas comunes— y representó un verdadero dolor de cabeza para el Congreso y para López Obrador. El cláusula No estaba previsto en el proyecto original que Palacio Nacional envió a la Cámara de Diputados, pero fue incluido sutilmente en una sesión de la madrugada del 7 de diciembre, con el voto mayoritario de Morena, Los Verdes y el PT. El acta fue entregada al Senado. López Obrador, consciente de que su proyecto había sido modificado, ordenó desde su conferencia mañana eso cláusula fue retirada.

Morena en el Senado emprendió entonces una doble negociación. Mientras, por un lado, las comisiones legislativas retiraron del dictamen el polémico artículo, por otro, los líderes partidarios —entre ellos el secretario de Gobernación, Adán Augusto López— vieron la manera de mantenerlo en el proyecto. La solución fue presentar un dictamen al pleno sin la cláusula, para luego reintroducirlo en la discusión de las reservas con el voto de Morena, los Verdes y el PT, la madrugada del 15 de diciembre. El acta fue devuelta, una vez más, a la Cámara de Diputados. De hecho, nada había cambiado. López Obrador se enteró de la maniobra y esta vez, con más contundencia, dijo que vetaría todo el paquete de reformas si la Asamblea Legislativa insistía en mantener el artículo de la vida eterna.

Era el último día de la sesión del Congreso. Luego de largas negociaciones entre el Partido Verde y Morena, la mayoría oficialista eliminó del proyecto al cláusula del desacuerdo y devolvió el proyecto al Senado, que hasta ahora, dos meses después, retomará la discusión del asunto. Está previsto que el pleno vote el miércoles el nuevo dictamen sin el artículo de la vida eternalas cuales serían discutidas en sesiones posteriores, según el proyecto elaborado por las comisiones de Gobernanza y Estudios Legislativos.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país